Lucha debuta en Cochabamba con cinco medallas

La lucha venezolana comenzó su participación en la undécima edición de los Juegos Suramericanos Cochabamba 2018 con cinco medallas, distribuidas en una de oro, tres de plata y una de bronce, en la modalidad de grecorromana.

El oro lo obtuvo el atleta olímpico Luillys Pérez, tras vencer al representante de Bolivia, Luis Vaca en la categoría 97 kilogramos.

“La medalla se la dedicada a todo mi país Venezuela, que siempre que salgo a representarla doy todo por el todo para subir a lo más alto del podio”, indicó en declaraciones a la prensa venezolana. “Muchos me veían favorito pero en realidad nunca tengo rival pequeño, siempre salgo a demostrar lo que he entrenado”, agregó.

Mientras que las preseas de plata las consiguieron  Luis Avendaño (77 kg) tras caer ante el colombiano Jair Cuervo; Yorgen Cova (87 kg)  al medirse al neogranadino Carlos Muñóz, y Erwin Caraballo (130 kg) luego de perder con  el chileno Yasmani Acosta.

“Sé que podía obtener el oro pero hubo algunos detalles del combate, me sorprendieron, y ahora me toca corregir todos esos detalles para ir a los Juegos Centroamericanos y del Caribe”, expresó Cova.

Por su parte,  Anthony Palencia (60 kg) ganó el bronce luego de vencer al chileno Cristóbal Reyes.
Saltos Ornamentales consiguió plata  y  bronce
La dupla   femenina de saltos sincronizados se apuntó una medalla de plata y Oscar Ariza una de bronce, mientras que la pareja de la olímpica María Florencia Betancourt y Lisette Ramírez acumuló  219,57  tras su ejecución en el trampolín de 3 m, con lo que escoltaron a las colombianas Diana Pineda y Viviana Uribe (244,8) y se ubicaron por delante de las ecuatorianas Rommy Santillán y Madeleine Rivadeneira (202,53).