Venezuela escala al tercer lugar en Cochabamba

El Coliseo de Punata, en Bolivia, sirvió de escenario para que en la última jornada del boxeo de los XI Juegos Suramericanos de Cochabamba, los pugilistas criollos sobresalieron con nuevas  preseas de oro, y así lograr que la delegación nacional subiera nuevamente al tercer lugar del medallero de la segunda justa del ciclo olímpico con 135 (34-53-48), por detrás de Colombia (207) y Brasil (176).

Consiguieron ubicarse en el primer  lugar  el medallista olímpico Yoel Finol en la categoría 56 kg. tras vencer al argentino Carlos Alanís; el campeón panamericano Gabriel Maestre en los 69 Kg. luego de imponerse  por decisión unánime  al brasileño Luis Rodríguez. Lo mismo hizo Nalek Korbaj  frente al colombiano Diego Motoa (81 kg);

“Yoel Finol no decepciona al pueblo, le respondió con su dorada como lo dije desde el principio. En mis tres combates me sentí bien. Tuve una buena preparación de 15 días en Cuba, luego vinimos a la altura en un trabajo en equipo que hicimos. Me sentí cómodo en mi combate, con muy buenas condiciones”, expresó Finol.

Mientras, que los boxeadores  Luis Cabrera (60 kg), Diego Pereira (75 kg) y la fémina Tayonys Cedeño (51 kg), consiguieron la presea de plata para la delegación criolla.

Asimismo, las luchadoras  Betzabeth Argüello (53 kg), Nathaly Grimán (62 kg) y Soleimy Caraballo (68 kg) finalizaron en el segundo lugar, al igual que la taekwondista Carolina Fernández (67 kg).

Y las medallas de bronce llegaron por intermedio de  Miguel Ramos (49 kg), Carlos Mujica (52 kg), Francelis Carmona (75 kg) y Juan Díaz (91 kg).